¿Cómo arreglar los problemas de presión de agua en casa?

Problemas presion agua Los problemas de presión de agua pueden acabar siendo una importante molestia. Estos problemas pueden deberse a motivos de fácil solución hasta algo más grave que requiera la ayuda y conocimiento de un fontanero profesional.

Soluciones útiles y sencillas

Limpiar o sustituir los grifos. Algunas veces simplemente el problema está en la acumulación de cal o algún otro tipo de suciedad en los grifos. Para ello simplemente basta con desmontarlos (es sencillo, solo se necesitan unos alicates y desenroscar) y sumergirlos en un cubo con agua y vinagre durante unas tres horas. Una solución antical para estos casos también puede ayudarte.

Otra opción para mejorar la presión en la ducha y, de paso, ahorrar agua, es instalar nebulizadores o mezcladores de agua y aire.

¿Cuándo acudir a un fontanero en Pamplona?

Cuando el problema de la presión es más grave, deberemos acudir a profesionales que nos ayuden con las partes de la fontanería que desconocemos. Algunos motivos por los que la presión del agua no es la adecuada son:

  • La válvula reguladora de presión. Para revisarla basta con girar el tornillo principal en el sentido de las agujas del reloj y comprobar, en cualquier grifo, si la presión del agua varía. Si al hacerlo la presión no cambia significa que hay que sustituirla.
  • Posibles fugas de agua en el hogar. En este caso, es necesaria la asistencia de un servicio profesional que te ayude a localizar y reparar esa fuga. Recuerda que existen servicios de urgencia para este tipo de casos.
  • Tuberías obstruidas. La acumulación de suciedad en las tuberías puede ser la causante del problema de la presión de agua. Para ello será necesario un servicio de fontanería para desatascar y descalcificarlas.

Para solventar cualquiera de estos problemas de presión de agua, Fontanería Oxanea pone a tu disposición a los mejores fontaneros en Pamplona.


Contáctanos para ayudarte con tus necesidades, prestamos servicio de urgencia y con tarifas económicas. 


Sin comentarios

Añadir un comentario